03 febrero, 2014

Volvemos a elaborar "Vim-blanc", un tradicional vino dulce

Removiendo pensamientos y recobrando sabidurías del pasado hemos decidido recuperar una tradición que se estaba perdiendo y que no elaborábamos desde hace más de 20 años, la tradición del vino dulce más casero, el "vino hervido" de las masías del Penedès y que en las comarcas tarraconenses también se conoce como "Vim-blanc", un vino que se elabora calentando el mosto de la uva para perder parte de agua, logrando así concentrar más los azúcares que por naturaleza se encuentran en la pulpa de la uva.
 En estas fotos nuestros enólogos Marga Torres, Salvador Olivella y el mismo Josp M. Albet, en las instalaciones utilizadas para elaborar exclusivamente este vino, se puede ver cómo controlan la evolución de una de las partes más importantes del proceso en la que se decide la cantidad de azúcar ideal que queremos encontrar en el vino, controlando el tiempo de ebullición a baja temperatura para regular la evaporación de agua. Este proceso antiguamente se hacía con una caldera de cobre (cobre batido) y aplicando fuego directo, lo que producía un enriquecimiento de cobre muy alto en los vinos elaborados de esta manera, así como partículas quemadas al fondo de la caldera, ambas cosas poco saludables para su consumo, mientras que ahora con estas instalaciones, se consigue una sustancial mejora a todos los niveles, produce un vino sano y de mucha más calidad.
 
 Una vez terminado este trabajo de concentración del mosto, se deposita en una barrica, en este caso, en la barrica 1034, la barrica más antigua de la bodega en la que utilizando el método ancestral de envejecimiento sobre solera, comienza la fermentación que se detendrá de manera natural y que dejará el vino dulce comenzando el envejecimiento, dándole redondeo y afinado sobre la solera de 1934 que ya pertenecía a este mismo tipo de vino y que se conservaba en perfectas condiciones en la bodega. Este vino dulce que se ofrecerá de manera muy exclusiva a nuestros clientes, ya que sólo se harán 200 botellas, saldrá al mercado en 2015 o 2016, dependiendo del afinado que decidan los especialistas de la casa . Se puede esperar pues un vino muy especial, ideal para acompañar postres dulces, para disfrutar tranquilamente como copa mientras se prepara una comida o también como aperitivo.
Wine in ModerationNota Legal