07 junio, 2010

Albet i Noya recupera la población de murciélagos para controlar la polilla del racimo



Albet i Noya junto con el assesor Xavier Bayer, biólogo y especialista penedesenco en estos mamíferos, ha colgado las primeras cajas nido con el fin de favorecer las poblaciones de algunas de las 15 espécies de murciélagos que viven en Subirats.

En la finca de Can Simon (municipio de Canaletas) se rehabilitará proximamente una casa en runas para hospedar una gran colonia, ya sea verano (piso superior) como en invierno (los sotanos), un verdadero hotel de lujo para estos animalillos que estan estrictamente protegidos y que en las viñas ecológicas de Albet i Noya y la que afortunadamente proliferan cada vez más en el Penedès, no son envenenados por los insectos contaminados de insecticidas.

Las cajas nido que se cuelgan en los árboles, sustituyen los desaparecidos árboles maduros, el que había sido su habitat natural durante la primavera/verano, y se pueden construir utilizando las cajas de vino de madera, ya utilizadas, dándoles además un segundo uso muy ecológico a estos materiales de embalaje.

A estas cajas se les practica unas aperturas de acceso para los murciélagos y se le añaden unas tabletas donde se posaran estos mamíferos voladores para dormir durante el día. Entrada la noche los murciélagos salen a cazar puesto que es cuando vuelan las mariposas de la polilla del racimo, que seran depredadas por los murciélagos, minorizando asi su población y facilitando el control por otros medios, lo cúal reduce los daños a la uva que produce la nombrada polilla, que es la puerta principal de entrada a la uva del hongo de la botritis o podridumbre.

Este método es utilizado con éxito en los EEUU en plantaciones de algodón, maiz, café... y también en el Delta del Ebro, para controlar el barrenador del arroz, donde en una sola noche, los muerciélagos pueden depredar hasta 600.000 mariposas en un solo arrozal.

Según Carles Flaquer (investigador del Museu Natural de Granollers) el "murciélago soprano" (Pipistrellus Pygmaeus) una de las especies más abundantes en Subirats, puede comer hasta 132 mariposas en una noche y algunas otras más voraces, pueden llegar hasta 1.000 insectos en una hora.
Wine in ModerationNota Legal